7 cosas que saber antes de aprender el mandarín

El mandarín tiene fama de ser complicado. Hemos aprendido el idioma en Francia y en China y (aunque no somos maestros) nos gustaría dar algunas pistas a los aficionados que quieren aprender este “idioma de mañana.”

1. Una inversión personal importante

La gare de Kunming, 2008

La motivation sera votre mot d'ordre !

No vamos a ocultar la verdad – aprender el chino no es fácil. Se necesita tiempo, motivación y sobre todo perseverancia. Somos occidentales y no tenemos una entrada fácil al idioma como la tenemos en los idiomas latinas o germánicas. Cuando empezamos a aprender, nos enfrentamos a un sistema de sonidos, de estructuras gramaticales y de señales desconocidos…

Se dice frecuentemente que se necesitan diez años para aprender el chino. ¡Hay que estar preparados y no abandonar! Dashan, un expatriado canadiense muy famoso por su maestría impresionante del idioma afirma que a pesar de vivir en China por 27 años, ¡sigue aprendiendo!

2. Tonos, o como acostumbrarse a ellos

El mandarín es un idioma monosilábico. El pinyin es un sistema fonético,  inspirado por el alfabeto greco, que ayuda los que aprenden el idioma a saber cómo pronunciar un carácter sin adivinarlo. El idioma tiene 4 tonos y es importante conocerlos para que se pueda entenderle. Al principio es fácil, ¡pero pronunciar una frase entera con los tonos correctos es algo completamente diferente! Un tono mal pronunciado puede cambiar completamente el sentido de una palabra y sorprender la persona que habla con usted.

3. Aprender el chino en Europa y pues ir a Beijing… ¡donde nadie le entiende!

Aprender el chino en Europa es una buena idea pero hay que tener cuidado y no pensar que usted habla con fluidez antes de ir a China. Podría estar muy decepcionado. Eso vale para todos los idiomas – su profesor(a) entiende su acento y sabe lo que quiere decir. ¡Comprar billetes a la estación ferroviaria de Beijing es algo diferente! Repetirá sus frases diez veces en todos los tonos posibles. Imitará tanto como pueda. Rogará por un intérprete. ¡Está bien… pero que esté preparado!

4. Los caracteres chinos – no son tan difíciles.

La gente siempre nos dice “¿pero, también sabéis leer y escribir este idioma?”  Leer y escribir los caracteres chinos es posible, de verdad. Hay que acostumbrarse a este ejercicio mental. La escritura de los caracteres tiene un orden establecido de antemano y hay que respetarlo. El español lo tiene también – siempre empezamos una frase que tiene una exclamación con el signo « ¡ ».

Hay que entrenarse escribiendo líneas de caracteres. Que usted tenga cuidado si utiliza mucho el ordenador, podría tener problemas para escribir una carta sencilla. Un diccionario moderno de mandarín contiene algunos 50.000 caracteres, pero conocer los 2.000 o 3.000 caracteres que son usados diariamente, ya es suficiente para leer el periódico.

5. El ordenador – el santo grial de la nueva generación

Les aventuriers du caractère perdu

¡Las generaciones precedentes eran verdaderos héroes del aprendizaje! Tenían que consultar diccionarios y eso ralentizaba su búsqueda, aun por los más listos.

Hoy, los diccionarios son útiles pero los ordenadores han introducido programas adicionales que muestran como se pronuncia un carácter cuando se cierne el cursor sobre él.

También existen muchos diccionarios en línea, pero la mayoría son en ingles. Youku es el Youtube chino, Baidu es el Google chino y 人人 “renren” es el equivalente de Facebook en China; son graciosos para practicar.

6. ¡Practique con amigos chinos!

Como lo hemos dicho antes, el mandarín no se encuentra fácilmente en nuestra sociedad occidental, así que usted tiene que encontrar una manera de practicar regularmente con amigos chinos. Haciéndolo, aprenderá mucho más que lo que piensa sobre la cultura, la historia y los estilos de vida de sus países respectivos. ¡No se encuentra en los libros el mandarín de la vida diaria! Además, tendrá una idea de lo que esperar en China.

7. Hablar el chino es un auténtico placer

"Bon courage !"

Para concluir, queremos decir que somos muy contentos de haber aprendido el mandarín. Ese idioma es el símbolo de una civilización antigua que nos enseña mucho. A los chinos les encanta encontrar “laowai” 老外  (extranjeros) que hablan el mandarín para charlar con ellos, tomando el té.

Sea en Francia por su uso en el mundo laboral o in China para descubrir una cultura maravillosamente rica, ¡os aconsejamos de empezar!

Contar con los dedos en chino

El idioma chino está  lleno de sutileza. Existen centenas de dialectos en todo el país, y los que viven en una región consideran a menudo que sus vecinos hablan una lengua extranjera.

Es una dificultad mas para el laowai (extranjero), convencido de que el mandarín va a ayudarle a ser entendido siempre. Aunque es la lengua oficial, ya no se habla por todas partes. Hay que comunicar de otra manera.

Pese a estas diferencias lingüísticas, los chinos tienen un referencial común para hacer entender las cifras. Son gestos de una mano que hacen referencia a los caracteres de escritura correspondiente, con fin de evitar toda confusión entre sonidos parecidos (por ejemplo entre el 4 que se dice “si” y el 10 que se dice “shi”). Por eso, se utiliza aun entre chinos que tienen la misma lengua materna.

Si las cifras de 1 a 5 son expresados de la misma manera que en Europa, no es el caso por las cifras de 6 a 10. ¡Inténtelo! Se aprende muy rápido. Sea para comprar verduras o un billete de tren, usted sabrá como hacerse entender.

¿Cómo reconocer las escrituras coreanas, japonesas y chinas?

Muchos hispanohablantes parecen estar hecho un lio cuando se trata de diferenciar las caligrafías chinas, japonesas y coreanas. ¡Pero es muy simple! Sin perderse en consideraciones técnicas, existen algunas astucias.

Ante todo, es cuestión de dirección de escritura.

Tradicionalmente, los idiomas coreanos, chinos y japoneses se solían leer de arriba abajo y de la derecha a la izquierda (ver figura 1). Ya no es el caso hoy. Las escrituras coreanas y chinas modernas han adoptado la dirección de lectura occidental para la mayoría de los soportes, es decir de la izquierda a la derecha y de arriba abajo (ver figura 2). Por otra parte, la lengua japonesa moderna se lee ahora de la derecha a la izquierda y de arriba abajo (ver figura 3).

Es suficiente buscar los signos de puntuación y deducir el sentido de lectura de sus posicionamientos.

Luego viene el aspecto de los caracteres.

Vamos a tomar una frase simple: « Me gusta la vainilla ».

En coreano, eso se traduce por “난 바닐라 좋아”. Los caracteres tienen pocos trazos, y se componen por mayoría de cuadros, círculos, “L” y de líneas que se superponen de varias maneras, lo que da una impresión muy “redonda”. Hay una excepción en la frase: el quinto carácter parece más complejo, ¿y por qué? Porque proviene del chino, como una gran parte del léxico común coreano.

En japonés, la misma frase se escribe  “私はバニラのよう”. Aquí, los caracteres se componen en mayoría de uno o dos trazos, con un aspecto muy fluido. Otra vez, hay una excepción: el primero carácter. ¿Por qué? Porque de la misma manera que en coreano, muchas palabras japonesas desvían del chino. Son llamados kanjis, para diferenciarlos de los kanas, estos caracteres que hemos descritos.

Para concluir, en chino la frase se escribe asi: “我喜欢香草”. Se ve que los sinogramas sont visiblemente mas complejos y tienen una forma muy cuadrada. Los sinogramas representen ideas (y por eso se suelen llamar ideogramas), contrariamente a los caracteres coreanos y japoneses que en general transcriben sonidos (se llaman fonogramas).

¡Ahí esta! Sin hablar ni una palabra de estos tres idiomas, ¡ahora saben cómo diferenciarlos!

Entrevista de Enero

Este mes, hemos elegido presentarle una joven indiana francófona, que se tituló recientemente en culturas europeas.

Deepika (seudónimo) eligió estudiar las lenguas y culturas europeas cuando estaba muy joven. Ya hablaba inglés y dos idiomas indios, y para empezar estudio el francés con la Alianza Francesa. Después vinieron otras lenguas europeas como el español y el italiano, y por supuesto sus culturas.

Deepika acaba de terminar sus prácticas de fines de estudios en una empresa francesa de formación intercultural para los futuros expatriados.

Hola, ¿puedes presentarnos tu recorrido personal y profesional con respeto a la interculturalidad?

Estudiar en Europa siendo indiana me hizo descubrir la interculturalidad. Aunque no tuvo clases con respeto a eso, hice unas prácticas en una empresa que forma a los futuros expatriados en Asia para prepararlos antes de que se vayan.

 

¿Cuál es la comunicación intercultural para ti?

Es entender a alguien con una cultura diferente sin usar estereotipos o comparaciones con su propia cultura. No es fácil comunicar con alguien que va a tener reacciones diferentes de las que hemos sido preparados a esperar. Pero lo más importante es abrir un dialogo sin juzgar, con una capacidad de aceptar los desvíos culturales.

 

¿Tienes una anécdota para ilustrar eso?

Como soy indiana, la gente no para pedirme cosas estereotípicas sobre mi país. Estas cuestiones demuestran una gana de saber más sobre mi país, pero generalmente la gente no puede entender, por ejemplo la idea que tenemos de los matrimonios concertados. Para ellos, si no es un matrimonio de amor es un matrimonio forzado. Por más que les explico, no puedo hacerles entender.

 

¿Tienes algunas reflexiones personales sobre la comunicación entre franceses e indios?

Pienso que los franceses, aunque han vivido en India, tienen dificultades para entender la cultura indiana. Intentan generalizar sobre la totalidad del país según el comportamiento de algunas personas que han encontrado. Prefieren comunicar con franceses para no sentirse perdidos. India es inmensa, y generalizar no sirve de nada dada la diversidad de las culturas y de la gente. Generalizar es fácil, pero entender la diversidad indiana es más difícil.

Por ejemplo, oímos a menudo a europeos que han vivido en una parte del país, el norte por ejemplo, decir que las bodas hindús duran 3 días. No es verdad por todas partes. En el oeste, duran una mañana, mientras que en el sur de India, en algunas familias, empiezan a medianoche. Todos somos hindús pero hablamos diferentes idiomas y tenemos costumbres  muy diversas.

 

¿Qué aconsejarías a los franceses para facilitar sus expatriaciones en India?

Pienso que es muy difícil vivir en india y entiendo perfectamente la necesidad de buscar franceses para no sentirse perdido. Sin embargo, siempre es útil hablar el idioma local un poquito, puede ser algunas frases, para poder comunicar con la gente y hacer amistades.

 

¿Hay personas quien logra adaptarse e integrarse en India más que otras?

Adaptarse, si. Pero no me cae bien la idea de integrarse. Es un proceso continuo y toma años, así que es difícil integrarse en una sociedad si habitamos en algún lugar por un periodo corto. He notado que las personas que hablaban inglés pudieron adaptarse mejor.

 

¿Cuál es la cosa que te ha marcado la primera vez que viniste en Europa? ¿Hay algo al que no pudiste adaptarte aun después de todo este tiempo?

Los europeos son muy autónomos. Todo se hace solo: encontrar su camino con los signos de las calles, como cada cosa en la vida de un adulto. A veces esta autonomía llega a un individualismo que no se ve en India porque la familia tiene mucha importancia para nosotros.

 

¿Para ti, cual es la mayor diferencia entre India y Europa en el mundo laboral?

Al contrario de Europa, en India casi no existen las prácticas. Las prácticas no remuneradas casi no existen. Empezamos a trabajar cuando hemos terminado los estudios, así que no lo necesitamos. No obstante, existen algunos “apprenticeships” en ámbitos técnicos.

 

Cuando el Papá Noel se aventura en Asia…

Hace solo un par de años, cuando las casas occidentales se engalanaban de luces y que los niños ponían sus zapatos debajo del árbol de navidad y esperaban al Papá Noel, en otra parte del mundo los niños chinos pasaban un día normal. Celebrar Navidad les parecían tan extraño como lo puede ser la Fiesta de los Faroles o la del Barco del Dragón para nosotros.

Pero la globalización ha  llevado nuestro Papá Noel hasta el Reino del Medio… Cada año, los chinos son mas y mas fascinados por esta costumbre y por el Papá Noel. Procediendo directamente de los anuncios de Coca Cola, el Papi se encuentra pegados en los escaparates de los restaurantes y tiendas, de Kunming hasta Shangai pasando por Xi’An.

"Merry Xmas China" por numb3r

En las grandes ciudades, donde el desarrollo  ha hecho surgir centros comerciales a diestra y siniestra, Navidad es una ocasión de gastarse el dinero e divertirse, como en Europa y los Estados Unidos. Y como los padres españoles, que disfrazan a sus niños por Halloween para que puedan ser como sus compañeros, los padres chinos miman a sus niños para no decepcionarlos. En las ciudades menos desarrolladas,  se encuentran ya algunos Papas Noel, pegados en el escaparate del restaurante local, y guirnaldas y bolas baratas se  mezclan con pescados secos y bicicletas de segunda mano.

Ahora vamos a Singapur, donde la situación es un poco diferente. La ciudad-estado,  antigua colonia británica, ha sido una tierra de migración durante mucho tiempo. Sus habitantes son por mayoría de origen china, india o malaya. De Esto resulta una gran diversidad cultural y religiosa, que se demuestra en las fiestas celebradas en Singapur: el Año Nuevo Chino, el Deepavali de los hindús, l’Aid El-Fitr de los musulmanes, el Vesak de los budistas o el Viernes Santo de los cristianos. El 25 de diciembre es un día festivo para todos, cristianos o no, y celebrar Navidad ha pasado a ser habitual desde hace décadas.

Iluminaciones de Navidad en Singapur, por Jerry Wong.

Desde el mes de noviembre, el ambiente de la ciudad está muy festivas. Los escaparates están decorados, las calles iluminadas y llenas de árboles de navidad, y villancicos resuenan en cada tienda. Algunos centros comerciales también ofrecen espectáculos con nieve artificial, otros permiten a los niños de ver al Papá Noel. La mayor avenida comercial, Orchard Road, es el lugar más impresionante, y atrae cada año más turistas. Varios eventos especiales están organizados sobre el tema de Navidad, por ejemplo conciertos, desfiles o espectáculos. No se escatiman medios.

Decoraciones en un centro comercial de Singapur, por William Cho

Navidad se celebra con la familia, los amigos, o con los colegas. Muchas empresas organizan una pequeña fiesta, y los empleados ofrecen un regalito a la persona que han echado a suerte. La influencia occidental, debida a los series y películas americanas muy famosas, ha cambiado la manera de celebrar Navidad: comida opulenta, con pava (o durian, para los mas aventurados), regalos, árbol de Navidad, decoraciones, Papá Noel, etc. Singapur también está considerada como el paraíso de las compras, y este periodo del año es una ocasión para las rebajas y para vender un montón. Navidad está en todas partes, lo que puede desconcertar, cuando uno sabe que hace 32° C fuera…

¿Qué significa la comunicación intercultural?

"Communication" par Dailypic (FlickR)

No es un secreto, en la comunicación intercultural hay dos conceptos: la comunicación, y la interculturalidad. No vamos a definir estos conceptos en este artículo, ¡pero sí que vamos a hablar de su reunión!

Esta materia esta en el centro de nuestra formación en el ISIT, y es un concepto que se plantea como condición esencial de la actividad de traducción. Traducir no solo significa pasar de un idioma a otro. ¡Es algo diferente! El traductor tiene que hacer una transferencia de un conjunto cultural a otro. Sin el componente cultural, el resultado pierde su sentido y no permite comunicar correctamente el mensaje a los lectores finales. El traductor tiene que tomar en cuenta sus propios conocimientos lingüísticos y culturales, pero también usar de su idiosincrasia para que el texto final sea lo más fiel posible al original. El componente intercultural tiene que ayudarle a transmitir el contenido del mensaje que está en el texto, pero también el sentimiento expresado por las palabras elegidas por el autor.

Así, la interculturalidad no solo consiste en enumerar clichés, pero en compartir experiencias vividas en diferentes culturas y en sensibilizar uno a los valores y costumbres en uso en estos países, con fin de descentrarse de su propia cultura. Frente a la diferencia, la interculturalidad nos enseña a no juzgar pero al contrario, a entender las costumbres que nos parecen extrañas. Hoy en día, la mundialización y el desarrollo de las tecnologías (especialmente informáticas) favorecen los contactos entre poblaciones muy distintas. Cuya evolución de los contactos humanos ha promovido la interculturalidad en primera fila del desarrollo económico y humano. La sensibilidad por los diferentes idiomas, expresiones corporales e índices espaciotemporales es la prueba de una comunicación eficaz y armoniosa en el mundo actual.

Image : Sakurapinguin (FlickR)

Podemos ilustrar estas declaraciones con varios anécdotas que hemos vivido durante nuestros viajes o estancias en el extranjero. Primero, vamos a tomar el ejemplo de una cultura milenaria y muy distinta de la nuestra: la cultura china. Cuando los chinos se encuentran en la calle, el saludo que se dan es“你吃饱了吗?”, lo que pudiéramos traducir literalmente por “¿Estas saciado?”. Si el traductor transmitía el mensaje así, su impacto en un lector hispanohablante nunca sería lo mismo que el impacto del texto original en el lector chino. Ahora bien, eso es lo que significa traducir: transmitir sentimientos, sentidos, de un idioma a otro. Otro ejemplo: un francés suele preguntar a sus amigos si han pasados una buena noche (lo que significa, en su cultura, “Espero que has podido descansar”). Un traductor que tiene que traducir esto al inglés nunca lo traducirá por “Did you have a good night?” porque en inglés esto tiene un sentido muy diferente….

¡Para aprender más cosas sobre la comunicación intercultural y la gestión intercultural, le aconsejamos leer la pagina “Gestion des Risques Interculturels” (en francés)!

¿Para qué realizar este blog?

Realizamos este blog en el marco de nuestro 5° año (el ultimo) en el ISIT, el Instituto de Gestión y Comunicación Intercultural en Paris. Somos cinco estudiantes especializadas en Comunicación Intercultural y Traducción, y hablamos cada una 3 o 4 lenguas, entre ellas el inglés, chino, alemán, español, italiano y evidentemente el francés. Todas tenemos afán de viajar y por esto hemos elegidos “40.000 kilometres” como titulo del blog porque representa la circunferencia de la Tierra.

Pero más allá de de nuestra pasión por los idiomas, lo que nos interesa es intercambiar, descubrir y entender las diferentes culturas de los pueblos. En efecto, un conocimiento profundo del idioma es necesario para poder entender una cultura, pero el estudio de la interculturalidad también lo es. Aunque sea para descubrir las minoridades chinas o el tumulto de Singapur, sabemos que la exploración intercultural necesita un perpetuo replanteamiento personal para sobrepasar los perjuicios y lograr entender al otro. Aquí aparece la noción de comunicación intercultural, una materia compleja y apasionante que está e al centro de nuestros estudios. Consiste en un enfoque sobre las diferentes culturas, sus historias e identidades. Este blog es nuestra oportunidad para explicar lo es la comunicación intercultural con ejemplos concretos.

Además, por ser estudiantes de traducción, nos enfrentamos a menudo a ideas preconcebidas sobre nuestra formación y nuestro futuro. Muchos de nuestros interlocutores no entienden la diferencia entre traducción e interpretación, o sea que pocos entienden el alto grado de tecnicidad que estas actividades necesitan. Presentaremos el Máster “CIT” del ISIT, sus diferentes trabajos y ejes de aprendizaje con fin de derribar los perjuicios sobre la traducción. Al final, intentaremos, con el análisis de experiencias personales y entrevistas con personalidades excepcionales, explicar a nuestros lectores las sutilidades del oficio de traductor.

¡Con la presentación de nuestra formación, encuentros singulares y anécdotas extrañas, queremos compartir nuestra pasión por la interculturalidad!

¡Que disfruten!